Dieta anticelulitis: alimentos que producen celulitis, alimentos para eliminar la celulitis

Dieta anticelulitis: alimentos que producen celulitis

Dieta anticelulitis

Dieta anticelulitis

Existen diversos alimentos que, junto con la práctica constante de actividad física y un estilo de vida equilibrado, ayudan a prevenir y eliminar la celulitis.

Una alimentación equilibrada es el primer paso para combatir la celulitis. Como se suele mencionar “Somos lo que comemos”. Así, un estilo de vida saludable que implique una dieta equilibrada, debe complementarse con la práctica de ejercicio y la aplicación de productos anticelulitis.

Pueden darse muchos consejos para evitar la celulitis, pero lo más importante es conocer los alimentos que contribuyen a su aparición para evitarlos a toda costa.

A continuación, explicaremos cuáles son los alimentos que debemos eliminar de nuestra dieta para evitar la celulitis o combatirla si ya se ha presentado:

Azúcar blanco

El azúcar blanco no nos ofrece ningún nutriente y muchos nutricionistas lo consideran un veneno. Contiene las llamadas “calorías vacías” que, además de contribuir a la aparición de la celulitis y al aumento de peso, es un factor de riesgo para desarrollar diabetes del tipo II. También puede dañar los dientes promoviendo la aparición de caries.

Además, el azúcar blanco acidifica la sangre, nos desmineraliza robando minerales como el calcio, y consigue que nuestros dientes y huesos sean cada vez más frágiles. A continuación, presentamos algunas alternativas saludables para sustituirlas por el azúcar blanco:

  • Azúcar moreno.
  • Miel de abeja.
  • Miel de caña de azúcar.
  • Jarabe de arce.
  • Jarabe de agave.
  • Melaza de cereales (arroz, cebada, etc.).
  • Jarabes naturales de frutas (manzana, pera, etc.).
  • Sal marina o sal del Himalaya.

Es importante evitar el uso de la sal de mesa en nuestra dieta diaria. Se trata de una sal refinada que sólo contiene cloruro sódico y causa retención de líquidos y mala circulación, factores que causan la celulitis.

Es mucho más sano elegir la sal marina o sal del Himalaya rica en minerales y oligoelementos muy necesarios, en pequeñas cantidades, para nuestro organismo.

Alimentos fritos

Los alimentos fritos tienen un alto contenido de grasas y, además, en muchos casos, son de mala calidad. Cuando calentamos las grasas a altas temperaturas, liberan sustancias tóxicas que nuestro cuerpo tiende a acumular en regiones distantes de los órganos vitales para evitar riesgos.

Por tanto, se recomienda que optemos por cocinar los alimentos a la parrilla, al vapor, al horno, etc.

Bebidas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas no causan celulitis de una manera directa, pero causan una constricción de los vasos sanguíneos en la piel que agrava la situación. Además, contienen “calorías vacías” que engordan y que al metabolizarse se transforman en azúcar.

Las bebidas alcohólicas también favorecen la retención de líquidos y un aumento de los depósitos de grasa en determinadas regiones (muslos, brazos, abdomen y glúteos). Por esto, lo ideal es que prescindamos del consumo de este tipo de bebida y optemos por jugos naturales, tés o agua.

Alimentos refinados

Los alimentos elaborados con harinas blancas refinadas no son bien digeridos por nuestro organismo. Estas harinas causan la acumulación de toxinas y pueden, entre otras cosas, producir celulitis e impurezas en la piel.

Además, también causan estreñimiento. Por esto, se recomienda evitar el pan y las harinas blancas y optar por todo lo que sea integral: arroz, fideos, etc.

Por otro lado, al consumir carbohidratos integrales es importante no abusar de ellos ya que nos ofrecen una cantidad de energía que, si no se gasta, se convierte en reserva. Lo ideal es que consumamos diariamente cantidades equilibradas de cereales integrales, frutas, verduras y proteínas de origen animal y/o vegetal.

Fast food (comida rápida)

En general, la comida del tipo fast food (dulces, hamburguesas, patatas fritas, bocadillos, salsas, precocidos, etc.) reúne la mayor parte de los ingredientes que contribuyen a la aparición de la celulitis. Contienen harinas refinadas, azúcares, sal refinada y grasas trans altamente perjudiciales para nuestro organismo y que aumentan el riesgo de que desarrollemos enfermedades coronarias.

Con estos componentes, el cuerpo no se queda sólo sin recibir los nutrientes, sino que los envía directamente a las “reservas” provocando la acumulación de grasa y la aparición de celulitis.

Este tipo de comida hace que necesitemos ingerir cada vez más cantidad para sentirnos saciados. Además, debido a la cantidad de sal, azúcar y compuestos artificiales que contiene, causa efectos aditivos que hacen que comamos más. Esta comida suele llevar al sobrepeso y facilita la aparición de la celulitis.

Evitar estos alimentos que causan celulitis

Alimentos que causan celulitis

Alimentos que causan celulitis

Como te hemos mostrado, una dieta anticelulitis implica que se debe evitar todo tipo de alimentos que contengan azúcares refinados, demasiada sal o grasas en exceso. Esto hará que, poco a poco, nuestro organismo comience a desintoxicarse y proveeremos a todos nuestros órganos de los nutrientes necesarios. Todo esto, conjugado con un estilo de vida saludable en el que realicemos actividad física con frecuencia, nos ayudará a eliminar la celulitis. Algunos ejemplos específicos de alimentos que causan o perjudican el estado de la celulitis son:

  • Productos industrializados.
  • Cerveza.
  • Hamburguesa.
  • Pizza.
  • Hot Dogs.
  • Hot Cakes (panqueques).
  • Papas fritas.
  • Pasteles.
  • Refrescos.
  • Jugos industriales.

Dieta anticelulitis: alimentos para eliminar la celulitis

Para eliminar la celulitis y la piel de naranja es esencial combinar una dieta saludable y ejercicio con el consumo de dos litros de agua por día, así como con el uso de cremas anticelulitis y la ingesta de determinados alimentos. Y es que existen ciertos ingredientes que tienen el poder de mejorar la circulación de la sangre, combatir la retención de líquidos, facilitar la expulsión de toxinas y eliminar la celulitis. A continuación, te presentamos algunos de los más efectivos:

Té verde

El té verde es un potente diurético que permite acabar con la retención de líquidos de una forma sana y natural; además, logra mantener nuestra piel joven debido a su alta dosis de antioxidantes que combaten los radicales libres. Lo ideal es consumir dos tazas de té verde por día.

Jengibre

Ayudarás a combatir la celulitis si en una taza de agua hirviendo preparas una infusión en la que viertes un trozo de jengibre rallado y lo tomas varias veces por semana. Esto sucede porque el jengibre es un alimento ideal que reduce el deseo de comer, acelera el metabolismo y mejora la circulación sanguínea.

Nueces

Las nueces son ricas en proteína, zinc y ácidos omega 3. Las nueces contienen sustancias esenciales para la salud: activan la circulación sanguínea y evitar el envejecimiento prematuro. Ten en cuenta todo esto para sacar el máximo partido a los beneficios de los frutos secos que también ayudan en la lucha contra la celulitis. Los mejores para evitar la celulitis son: la almendra, el piñón y el pistacho. Es suficiente con comer un puño diario de nueces o frutos secos.

Romero

Te recomendamos que prepares una infusión de romero y la bebas diariamente si quieres eliminar la celulitis. Esta planta de aroma agradable mejora la digestión y la circulación de la sangre, mantiene el cuerpo joven y saludable y aumenta el colágeno mejorando la apariencia de nuestra piel.

Azafrán

El azafrán es una especia que se puede comprar en cualquier supermercado. El azafrán auxilia en la lucha contra la celulitis debido a su acción antiinflamatoria. Es ideal para reducir el tamaño del tejido graso en las nalgas y en los muslos.

Puedes añadir una pizca de azafrán en polvo a los tés, a las ensaladas y a otros platos.

Dieta anticelulitis efectiva y rápida

Si deseamos prevenir la aparición de celulitis o combatirla de la mejor manera, no debemos olvidar que una dieta equilibrada en la que se incluyan los alimentos antes mencionados es esencial. A continuación te presentamos la estructura general que debe seguir cualquier dieta anticelulitis:

  • Beber diariamente entre uno y medio y dos litros de agua. Así mismo, podemos consumir jugos naturales y tés que estimulen en nuestro organismo la eliminación de líquidos.
  • Restringir todo lo que podamos el uso de sal en las comidas. Lo ideal es emplear especias para mejorar el sabor de los alimentos.
  • Eliminar la ingesta de bebidas alcohólicas porque las calorías que contienen suelen transformarse en grasa.
  • No beber más de una taza de café al día.
  • Incluir sólo hidratos de carbono que provengan de cereales integrales o alimentos bajos en sal y azúcar. Además, el consumo de fibra ayudará a mejorar nuestra digestión, nuestro metabolismo y la acumulación de toxinas se verá drásticamente reducida.
  • Consumir, diariamente, tres o cuatro piezas de frutas y/o verduras en las diferentes comidas del día. Debemos dar énfasis a frutas ricas en vitamina C como la guayaba, el kiwi, los cítricos, la piña y la fresa, entre otras.
  • Preferir los alimentos con proteínas de origen vegetal como las legumbres, y comer menos alimentos con proteínas de origen animal (huevo, carnes rojas, queso, etc.).

Así mismo, a la par de nuestra dieta, debemos, al menos, realizar 3 horas de ejercicio físico a la semana.

Sin un estilo de vida completamente saludable, al no estar quemando todas las calorías necesarias, difícilmente podremos revertir un cuadro de celulitis. La dieta anticelulitis y el ejercicio físico nos ayudan a evitar el almacenamiento de grasa en partes del cuerpo como el vientre, los glúteos, los muslos, etc.

[Total:2    Promedio:5/5]

Add Comment