Celulitis Facial: qué es, síntomas, causas, tratamiento y prevención

¿Qué es la celulitis facial?

Qué es la celulitis facialLa celulitis facial es una enfermedad que afecta al rostro y que se puede tratar conociendo sus síntomas y causas. Es importante aprender a reconocer los síntomas que provocan la celulitis para evitar que se propague hacia el resto del cuerpo. Con un resultado que en el peor de los casos puede llegar a producir la muerte, hay que tratar de evitarla. Consiguiendo que se transmita la infección de manera más rápida, la celulitis facial puede llegar a la sangre a través de la dermis. A continuación, te ayudaremos a reconocer esta enfermedad poco conocida para que la ataques a tiempo.

Es un mito urbano llegar a creer que la celulitis tan solo es una molesta y antiestética afección de la piel. En la mayoría de los casos, la piel de naranja aparece en zonas del cuerpo como muslos y glúteos. Pero, también puede llegar a mostrarse en la cara convirtiéndose en algo más grave y peligroso. La celulitis facial supone una inflamación de las capas más internas de la piel de la cara y puede ser generada por bacterias o estar relacionada con ulceras, linfedemas, eczemas o trastornos de la dermis.

Lamentablemente, es una patología que no se puede solucionar con tratamientos y cremas como la celulitis normal. La celulitis facial requiere inmediata atención médica porque puede originar problemas de salud muy graves. Si esta celulitis aparece a los lados del cuello puede provocar ahogos al estar cerca de las vías respiratorias. Se denomina Angina de Ludwig cuando aparece de esta manera y está relacionada con gran cantidad de muertes por asfixia. Por este mismo motivo, recomendamos de inmediato un tratamiento médico profesional.

¿La celulitis facial es contagiosa?

En general, la celulitis no es contagiosa, ya que no se transmite de persona a persona. Debido a que es una infección de las capas más profundas de la piel, generalmente causada por bacterias que viven en la superficie de la piel.

Causas que producen la celulitis facial

Hay tres tipos distintos de bacterias que pueden llegar a causar la celulitis facial: los estreptococos, estafilococos y metil aureus. Estos gérmenes resultan resistentes a la meticilina que sería el antibacteriano más efectivo para su eliminación. Por más pequeña o imperceptible que sea la herida, se considera una posibilidad para la entrada de estos microbios. También, el staphylococcus aureus puede generar la celulitis facial con severa peligrosidad en niños pequeños a los que puede causar estragos en sus rostros.

Una de las causas mas frecuentes es la celulitis facial odontógena con origen en las caries. Suele presentarse cuando se tiene una muela picada o en muy mal estado ya que la boca puede ser una verdadera proliferación de microbios. Normalmente, el organismo mostrara de varias maneras que algo no anda del todo bien. Al presentar dolores, inflamación, abscesos, tu cuerpo te está pidiendo ayuda para eliminar esta infección. Aunque no es la única que la produce, es la forma más común en la que aparece la Angina de Ludwig

Es necesario que prestes cuidado si te encuentras con los avisos de tu propio organismo al ser una de las versiones más peligrosas. Al principio puedes minimizar los dolores con un analgésico. Pero, si presentas caries que no atiendes de manera inmediata y dejas pasar el problema sin acudir a un odontólogo, estás propiciando que pueda surgir esta peligrosa enfermedad y que bacterias como los estreptococos y estafilococos entren en el torrente sanguíneo y provoquen la inflamación.

La situación más peligrosa en términos de mortalidad sigue siendo la patología Angina de Ludwig. Sin embargo, también puede que la infección haya conseguido entrar mediante una fisura en la cara. En ambos casos es necesaria la atención médica más rápida posible para controlar la inflamación y prevenir hasta un posible caso mortal.

Síntomas de la celulitis facial

La zona mas afectada por esta enfermedad es la superficie del rostro y afecta de sobremanera a las mejillas y el cuello. Puede comenzar con un leve toque de enrojecimiento e hinchazón de la piel de la cara, especialmente en las mejillas. Incluso, en algunos casos, puede llegar a afectar la superficie de los parpados causando molestias visuales al paciente. También puede inflamarse el cuello que es la parte más peligrosa por tener cerca las vías respiratorias. En cualquier sitio que aparezca, esta infección puede extenderse hacia los ganglios linfáticos.

Una de las maneras en que te avisa tu sistema inmunológico puede ser con escozor o picazón. Se puede presentar una constante irritación y, además, un ardor en la extensión de la dermis afectada. Esta incomodidad incluso puede llegar a mostrar sus efectos en la lengua haciendo que la sintamos hinchada y sensible. Pueden aparecer momentos incómodos con dificultad para hablar o, por la hipersensibilidad, comer sabores fuertes. Esta sensibilidad también puede producir molestias si se presenta cualquier cambio brusco de temperatura.

Por lo general, uno de los primeros síntomas que se puede evidenciar es la sensación de calor en la piel. Este síntoma puede llegar a producir fiebre, calenturas y malestar general en la zona del rostro. También puede aparecer escalofríos, vómitos, desorientación, cansancio, mareos, dolor en los músculos, apetito disipado o disminuido, estrés y muchos otros. De presentarse, generalmente las formas visuales son las ultimas en aparecer. Entre ellas podemos encontrar erupciones, pústulas y ampollas. Son la evidencia indiscutible de que la celulitis facial apareció en la piel.

Tratamiento para combatir la celulitis facial

La gravedad del caso determinará la forma de actuar del médico para combatir la celulitis facial. Cada cuerpo es distinto y, por consiguiente, reacciona de manera distinta según sus particularidades a los distintos tratamientos. Todo síntoma o padecimiento cuenta para determinar la forma en que se debe atacar la celulitis, así como el momento que apareció la infección. A la recuperación puede afectarle la edad de la persona, las condiciones de salud, si sufre de diabetes, hipertensión y si recibe tratamiento medico.

Para tratar esta celulitis facial es indispensable la utilización de un tratamiento basado en antibióticos. La duración mínima de este tratamiento para que resulte positivo es de dos semanas dependiendo de la seriedad del caso. Durante las dos semanas que dura el procedimiento es recomendable que el paciente mantenga reposo, evite las exposiciones solares del área afectada y mantenga la zona lo más limpia posible para evitar complicaciones. Si el caso está ya avanzado, el siguiente paso será hospitalizarle lo más pronto posible.

Si hablamos de la patología Angina de Ludwig, además del tratamiento de antibióticos, es necesario realizar un drenaje. Este proceso permitirá succionar el tejido putrefacto que se encuentre para evitar una posible meningitis o una septicemia. Este drenaje no es muy complicado. La asepsia se realiza aplicando anestesia y realizando una pequeña incisión sobre la herida. Para limpiar la zona se raspa y absorbe el contenido purulento mediante distintos aparatos médicos.

Otro factor a tener en cuenta en la lucha contra la celulitis facial es evitar la proliferación de bacterias. Una vez ya administrado el tratamiento, la forma más sencilla de proteger las heridas sería con una gasa o venda. Es importante cubrir de manera adecuada la incisión si se realizó un drenaje. Nunca está de más reforzar nuestro sistema inmunológico con suplementos vitamínicos que prevengan la proliferación del contagio o nuevos brotes. De esta manera podremos alertar a nuestro organismo ante la presencia de cualquier sustancia dañina.

Es de suma importancia que la zona afectada por la celulitis facial se mantenga en todo momento limpia para evitar que las bacterias se reproduzcan y procedan a infectar otras áreas. Existen algunos tratamientos con hierbas que han demostrado una excelente efectividad actuando como placa de protección (especialmente, plantas de la familia de las equináceas). Son efectivos estos remedios aunque necesitan tiempo para actuar.

No estás libre de que pueda aparecer algún otro problema aunque llegues a cumplir con las indicaciones al pie de la letra. Como en cualquier caso donde se trate una infección, siempre es posible que puedan surgir pequeñas complicaciones. Si esto llegara a ocurrir, la infección se extendería a otras capas más profundas de la dermis pudiendo llegar al torrente sanguíneo. De esta manera se podrían infectar los ganglios linfáticos o, incluso, llegar a penetrar en órganos vitales. La recomendación será que vigiles siempre la zona afectada mientras sigas con el tratamiento.

A continuación, te mostramos los distintos tipos de tratamiento para la celulitis facial:

Tratamiento ambulatorio

  • Celulitis leve: Esta versión no compromete el estado general del organismo ya que la forma de entrada es cutánea. Se trata con la administración de antibióticos orales de la cepa de las cefalosporinas, y vigilando y observando al paciente los dos primeros días del tratamiento durante las veinticuatro horas del día.
  • Celulitis de origen dentario: Para este tipo de celulitis se debe administrar amoxicilina-ácido glavulánico. Por ser una infección bacteriana, se recomienda seguir un tratamiento de catorce días sin interrupciones.

Tratamiento en pacientes internados

  • Celulitis orbitaria o periorbitaria: El tratamiento a seguir se basa en el medicamento conocido como Cefuroxime. Se administrarán al menos tres dosis por vía intravenosa durante los primeros tres días.
  • Celulitis dentaria: Para este caso se debe utilizar la penicilina cristalina en cuatro dosis por vía intravenosa. La cantidad a utilizar debe ser la presentación de doscientos mil unidades. Al estar hospitalizado se seguirá tratamiento durante un periodo de tres días.

Tratamiento de celulitis origen cutáneo

  • No grave: Se debe utilizar Cefradina de ciento cincuenta o doscientos miligramos en cuatro dosis vía intravenosa. Esta aplicación debe ser suficiente para vencerla si el área afectada no es extensa.
  • Grave: Es necesario un tratamiento más fuerte cuando el área afectada supera los ocho centímetros de diámetro. Durante diez días se aplicará Clindamicina y Vancomicina dependiendo de la evolución clínica del paciente.

Prevención de la celulitis facial

Prevención de la celulitis facialComo siempre, la mejor política para evitar este tipo de enfermedades es la prevención. El primer paso a seguir es mantener nuestra piel alejada de cualquier proliferación de bacterias. También nos ayudará el disfrutar de un buen estado de salud y un estilo de vida limpio y ordenado.

Debes prestar atención a las pequeñas heridas que puedan aparecer en tu rostro porque podría ser el primer aviso. No permitas que el tiempo pase sin tratarte porque le darás más oportunidad a los microbios.

Te obsequiamos a continuación con unos sencillos consejos y remedios caseros que te ayudaran a prevenir la celulitis facial:

  • Mantén tu piel bien hidratada.
  • Utiliza productos humectantes que ayuden a prevenir fisuras.
  • Trata de mantener las uñas de tus manos cortas y aseadas.
  • Evita utilizar las manos para rascar cualquier eczema o irritación de la piel de tu cara.
  • Equípate con la ropa adecuada si realizas deporte.
  • Si presentas heridas en la piel de la cara trátalas lo más rápido posible.
  • Lava tu cara con agua y jabón para mantenerla limpia.
  • Si presentas alguna fisura en la dermis del rostro cúbrela de manera adecuada.
  • Si aparece una formación de costra cúbrela con gasas o vendas.
  • Evita en lo posible alimentos que provoquen erupciones en tu piel.
  • Ingiere mucha vitamina C porque ayuda a prevenir infecciones.
  • La vitamina E te ayudara a cuidar la salud de tu piel.
  • El Pycnogenol proveniente del pino te ayudará a conseguir una piel saludable y fuerte.
  • Utiliza tratamientos de hierbas como la milenrama para reducir las inflamaciones.
  • Según su uso, la raíz de sello de oro posee propiedades antimicrobianas.
  • Evita andar descalzo para prevenir cortes en la piel.
  • Consulta siempre con tu médico.
[Total:2    Promedio:5/5]

Add Comment